Saltar al contenido

Diferencias entre SEO y SEM

Hoy en día es importante tener, aunque sea, algunas nociones de Marketing Digital. Si queremos dar a conocer una página web, es indispensable implementar buenas estrategias de posicionamiento. Para esto, en este artículo hablaremos sobre SEO y SEM.

Son dos términos que pueden dar lugar a confusión, a pesar de que en la práctica ambos afectan de forma diferente al sitio web con respecto a los resultados que arrojan en las búsquedas de los usuarios.

con seo y sem le darás un impulso a tu negocio

¿Cuál es la diferencia entre ambas estrategias? ¿Qué significan? ¿Cuál es su función? Son las tres preguntas a las que daremos respuestas.

Seach Engine Marketing (SEM)

Si lo traducimos al español, SEM significa Marketing de motores de búsquedas. Es decir que se refiere a todas las estrategias que podemos usar para promocionar un sitio web en Google, Bing, Yahoo, entre otros.

La meta siempre será aparecer en la parte superior de las búsquedas o, mejor dicho, ser el primer resultado que arrojen las búsquedas de nuestros usuarios potenciales.

En el SEM esto lo lograrás a través de los anuncios pagados, donde por una acción determinada te cobrarán cierta cantidad de dinero.

¿Resultados pagando?

Mediante los anuncios de pago el sitio web tendrá visibilidad casi inmediata.

Con el SEM tendrás que invertir en herramientas como Google AdWords o Bing Ads, medios sociales o plataformas de anuncios para obtener visualizaciones.

La regla dice que por cada clic (PPC) que obtengas pagarás una cantidad “X” por tener la posibilidad de llevar tu contenido a ese usuario, incrementando las posibilidades de vender o dar a conocer aquello que promocionas.

Search Engine Optimization (SEO)

En este campo nos referimos a las estrategias de optimización para motores de búsquedas, las cuales aumentarán de forma orgánica (gratuita) la popularidad de tu sitio web.

Ese trabajo se debe realizar sobre la página y el contenido que muestras.

Sus cinco objetivos principales son:

  • 1) Que la página sea rastreable por los buscadores.
  • 2) Correcto indexamiento del portal para que logre posicionarse en los primeros lugares de las búsquedas en el nicho al que te dedicas, de manera que sea posible que muchos usuarios consuman el contenido.
  • 3) Aparecer en la primera página de búsqueda y a ser posible en las primeras cinco posiciones.
  • 4) No tener que pagar absolutamente nada para conseguir clics gracias a la popularidad alcanzada de forma natural.
  • 5) Conseguir un tráfico cualificado de usuarios que, posiblemente, compren o contraten tu producto.

Dos factores que se deben optimizar

Dentro de la optimización SEO, es importante toener en cuenta los siguientes elementos.

SEO ON PAGE

Son todas las acciones de posicionamiento que debemos aplicar dentro de la página web para optimizarla, y así obtener ventaja sobre la competencia dentro de los motores de búsqueda.

Entre ellas, destacan reducir el tiempo de carga, tener una URL amigable, dar una excelente experiencia de navegación y dar seguridad al usuario.

SEO OFF PAGE

A diferencia del anterior, esta se refiere a las técnicas que ponemos en práctica fuera de nuestra página web para asegurarnos que adquiera mayor popularidad.

Se consigue logrando que otros sitios web nos enlace. Es decir que ese portal estará dando un voto de confianza al ayudarnos a mostrar nuestro contenido.

¿Cómo lo consigues? Siendo un referente dentro de un nicho.

Para ello participa, como invitado en otras páginas o blogs, viraliza tu contenido en redes sociales o sitios de terceros, distribuye notas de prensa, entre otros.

Diferencias entre SEO y SEM

SEO vs SEM

Aunque el objetivo de ambas estrategias de posicionamiento sea la misma, sus implicaciones varían.

Para llegar a la meta debes cumplir con distintos pasos y allí radica la diferencia entre SEO y SEM.

Tiempo

El tiempo significa ganancias y dinero.

Para obtener resultados significativos a corto plazo elige el SEM, ya que a través de las campañas y el resultado de pago tendrás más clics y popularidad.

Pero recuerda que cuando dejes de invertir dejarás de aparecer.

Si estás dispuesto a esperar más tiempo por resultados positivos, elige el SEO.

A medio o largo plazo tu página contará con prestigio. Recuerda que aquí lo que cuenta es el trabajo constante y las buenas estrategias.

Visibilidad

Aparecer en las primeras cinco posiciones en los motores de búsquedas es el fin último de todo este tema.

Con el SEM será una meta cumplida casi de un día para otro. Los usuarios podrán ver tu página y el tráfico será más eficaz.

En cuanto al SEO, es difícil asegurar en qué momento cumplirás el objetivo.

Las primeras posiciones se deben alcanzar mediante batallas arduas y prolongadas. Pero no es imposible. Después de haber alcanzado la primera posición, debes concentrarte en mantenerte.

Control sobre las estrategias

En el SEM puede controlar la estrategia y el resultado. Decides cuánto gastar, si es necesario cambiar la campaña o pausarla, cuándo crear o quitar palabras claves, apoyar con nuevos anuncios, etc.

Esto no es posible con el SEO.

Claro que de ti dependerán todas las acciones que debas implementar para posicionar la página, pero el resultado involucra más a los usuarios.

Para ello, es importante que detectes los errores, ver qué genera los cambios sobre el contenido, entre otras cosas.

¿Un punto en común? En ninguna se tiene un control total. Pero, seguramente si has hecho un buen trabajo el resultado será bueno.

Medición de resultados

Las estrategias SEM ofrecen mayor exactitud en los resultados porque las plataformas cuentan con herramientas precisas de control, con el fin de optimizar y mejorar las inversiones.

Con el SEO la situación se complica un poco, aunque hay diversos canales para analizar los resultados.

Costes

En el SEM será necesario pagar un precio por cada clic obtenido hacia tu página web.

Esto no aplica en el SEO, ya que las visitas de obtiene de forma orgánica o natural, gracias al trabajo realizado anteriormente.

Sin embargo, en ambos casos lo ideal contratar los servicios de especialistas en la materia.

Palabras claves

En el SEM la cantidad de palabras claves que quieras usar en tu campaña es ilimitada.

Por su parte, en el SEO está relacionado con el objetivo que quieres alcanzar con el contenido, saber cuáles usa la competencia, con cuáles puedes obtener más visitas, etcétera.

Optimización y cambio

Esta es una cuestión de flexibilidad.

En el SEM los cambios generarán resultados inmediatos. Los puedes hacer cuando quieras: cambiar anuncios, palabras claves o pausar las campañas. Pero, en el SEO todo es más limitado y lento.

Claro que podrás hacer modificaciones para optimizar el contenido y el sitio web, pero los efectos se podrán ver a los días o semanas siguientes.

Esto se debe a que el motor de búsqueda deberá rastrear y actualizar la nueva configuración de la página para determinar el posicionamiento, por lo que no es recomendable hacer cambios diarios.

Contenido

En el SEM los contenidos están más enfocados en las ventas, en que el usuario se fije en el producto o servicio y se decida a adquirirlo.

Por eso, el objetivo debe ser más concreto, es como una máquina donde todo debe cumplir una función para que se vean resultados positivos.

En el SEO todo fluye con mayor libertad porque el contenido debe tener una relevancia.

Claramente la estrategia también está enfocada en la venta del producto o servicio; pero esto se verá determinado por contenidos de calidad, más extensos y que aporten una mejor experiencia al usuario.

¿SEO o SEM?

Todo depende de lo que tú quieres lograr y el tiempo que tienes dispuesto para eso.

Si quieres resultados inmediatos opta por el Seach Engine Marketing (SEM), pero si tienes más tiempo de optimización y deseas un tráfico mucho más cualificado elige el Search Engine Optimization (SEO).

Sin embargo, sería ideal poder contar con los resultados que generan ambas estrategias de posicionamiento.

Por lo tanto, el SEO y SEM sin duda alguna pueden trabajar como dos estrategias complementarias que harán que llegues a los más alto de los motores de búsqueda y, por ende, a lo más alto con tu negocio.