Growth Hacking: Qué es y algunos ejemplos

El Growth Hacking es una especialidad demandanda en estos últimos años. En EEUU se busca talento en esta especialidad y cada vez son más las empresas las que lo buscan en candidatos de España.

La primera mención a este concepto la encontramos por parte del reconocido consultor Sean Ellis en su frase Find a Growth Hacker for your Startup.

Vamos a estudiar el significado y algunos ejemplos para conocer mejor el concepto.

¿Qué es Growth Hacking?

Growth Hacking

Para estudiar que significa estudiaremos el significado de cada término por separado.

·Growth lo podemos traducir cómo crecimiento.

·Hacking se asociada directamente con la búsqueda de conocimientos basándose en lo último en cuanto a tecnología exista, aprovechando las vulnerabilidades de los sistemas.

Podemos definirlo como una serie de técnicas que han desarrollado por entidades tecnológicas basándose en la creatividad, capacidad de análisis y en la monitorización de métricas para dar a conocer productos/servicios y elevar la posibilidad de que se produzca una acción.

La principal diferencia con otros conceptos similares es que son estrategias que se ejecutan rápidamente. Vas más allá del marketing digital que ya conocemos, aplicando ideas y estrategias que permitan utilizar los mínimos recursos posibles para que el negocio crezca con rapidez.

Se suele aplicar en startups debido a que esta forma de negocio está en el punto de mira de los inversores, quienes buscan incrementar su inversión en poco tiempo e invertir lo mínimo posible. Se busca que los proyectos se vuelvan virales en poco tiempo.

Comprenderemos mejor que es growth hacking a través de los ejemplos que vamos a detallar a continuación:

Ejemplos de éxito en Growth Hacking

1)     Gmail

Gmail, el popular sistema de correo electrónico de Google, se basaría en estrategias de Growth Hacking para llegar a consolidarse en el puesto en el que está a día de hoy.

La estrategia se basó en el registro con invitación, lo que hacía que el usuario potencial tuviese sensación de exclusividad. Gmail fue una forma de incrementar las expectativas al dar ocasión de acceder al servicio de correo de Google.

2)     Airbnb

Airbnb es una plataforma que ha llegado muy lejos en muy poco tiempo. Consiguió consolidarse en el mercado debido a que hacía algo que nadie más había conseguido hasta la fecha: interconectaba a los huéspedes con propietarios, por lo que los hoteles y empresas de alquiler ya no eran la única opción.

La estrategia de Growth Hacking para hacerse viral era hackear el sistema de craiglist (una plataforma especializada en publicaciones) para lanzar artículos masivos y así darse a conocer en la comunidad.

Gracias a esta revolucionaria forma de actuar (cuestionable, según la opinión de muchos), consiguió consolidarse en más de 200 países de todo el mundo.

3)     Uber

Todos conocemos Uber y sabemos las confrontaciones que existen entre esta empresa y los taxistas.

Uber se dio a conocer haciendo algo completamente diferente a otras empresas que seguían la misma línea: ellos no daban un descuento, sino que directamente regalaban el viaje.

¿Cuál era el truco? Pedirán un número de tarjeta bancaria.

Además, siempre han aprovechado cualquier ocasión para darse a conocer: por ejemplo, durante una manifestación de taxistas en México DF se encargaría de regalar viajes gratuitos.

4)     Dropbox

Dropbox también ha triunfado gracias diferentes técnicas de Growth Hacking.

Una de las más sonadas es dar la posibilidad a los usuarios de conseguir más espacio de almacenamiento a cambio de invitar a sus amigos (conseguirían 500MB suplementarios). Esto le valió la friolera cifra de 4 millones de usuarios conseguidos en tan solo 2 años.

Cómo puedes ver, el Growth Hacking funciona y mueve mucho dinero. Esta es la razón de que muchas empresas busquen perfiles especializados en dicho concepto.

Deja un comentario