¿Google Home o Amazon Echo? Cuál es el mejor altavoz inteligente

Tanto Amazon como Google poseen asistentes personales en forma de altavoz inteligente. Amazon Echo y Google Home respectivamente. Considerando las tendencias en las búsquedas de voz durante los últimos años, y con la expectativa de llevarse el 50% total de las búsquedas que se realicen durante el 2020, estos dispositivo parecen ser cada vez más indispensables en las casas modernas.

Pero, ¿en que se distingue cada uno de ellos? ¿alguno es mejor que otro? En este artículo mencionaremos las principales características y trataremos de dilucidar cuál es el mejor, o el más conveniente.

Google vs Amazon. ¿Cuál es el mejor altavoz inteligente?
Google Home o Amazon Echo ¿Cuál es el mejor?

Lo primero que hay que mencionar acerca de estos dispositivos, es que, más allá de sus muchas evoluciones a lo largo de los años, se encuentran disponible siempre en al menos dos versiones, la estándar y una más simple o menos completa. Hoy, para ser justos, vamos a hablar de las versiones standard de ambos casos.

Una vez dicho esto, veamos de qué se trata cada uno.

Google Home (o Google Assistant), el altavoz inteligente de Google.

Este dispositivo de Google logra potenciar y adaptar las utilidades que presentan los dispositivo móviles con SO Android. Sin embargo, pareciera ser que esto lo retiene un poco, ya que en cuanto a funcionalidad no presenta mucho más que lo que puede presentar un smartphone de gama media aunque en aspectos técnicos y estéticos es mucho más avanzado.

En cuanto a la naturalidad de la respuesta, este dispositivo no se destaca, de hecho tiene un modo de respuesta bastante robótico e informatizado, menciona datos, fuentes, es poco fluido. 

La calidad de la información que ofrece ante una consulta va a variar de acuerdo al tipo de interacción que se desarrolle. Si se pide información, llamemosle de primer grado, dará una respuesta completa, automatizada aunque puede ser poco exacta y dispersa. Pero si buscamos información un poco más compleja, ante comandos asociados a otros datos, por ejemplo de ubicación, calendario, contactos, etc.

Google funciona de manera más fluida. Hace asociaciones entre expresiones del tipo: “recuerdame pagar las cuentas al llegar a la oficina” con la ubicación geográfica de la oficina e incluso los medios de pago disponibles.

Dispositivo de Google Home. El alta voz inteligente de Google
Google Home existe en varias versiones. Esta es la edición mini.

En cuanto a utilidad en el día a día, podemos adelantar que  este dispositivo resulta mucho mejor. Si le pedimos una recomendación o una localización, nos ofrecerá varias opciones y nos leerá las características de la mejor opción.

Por ejemplo, si le preguntamos: “¿Dónde puedo ir a cenar?”, nos responderá con una lista de resultados y la información disponible del mejor ubicado o mejor puntuado (según lo hayamos configurado), pero no nos dirá cuales son las demás opciones, por lo que deberemos recurrir a otros dispositivo.

Respecto a lo que puede hacer en cuanto a música, si le pedimos a Google Assistant que reproduzca música puede hacer en base a nuestras preferencias. Es decir, si utilizamos regularmente Play Music reproducirá el contenido que allí encuentre, pero si utilizamos Spotify o cualquier otro medio del estilo, inmediatamente reproducirá una de nuestras playlist. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que la calidad de sonido que nos ofrece el altavoz no es la mejor.

Y en el punto más importante, a nuestra consideración, vamos a decir que Google no es la mejor opción. Si hablamos de domótica, es decir del conjunto de tecnologías destinadas a la automatización de las viviendas, este dispositivo se encuentra con una pared importante: Amazon.

En general los dispositivos de Google funcionan perfectamente con otros dispositivos de Google, e incluso existen lo que se conoce como hubs, que permiten que otros dispositivos sean compatibles con este asistente. Pero considerando que la principal función de estos dispositivos es facilitar la integración de las diferentes tecnologías de una casa, este aspecto puede ser un punto en contra muy pesado.

Amazon Echo o Alexa, el altavoz inteligente de Amazon.

El dispositivo Amazon Echo es el famosamente conocido como Alexa, y no es casualidad que sea conocido por el nombre de su inteligencia artificial, ya que en cuanto a la naturalidad de la respuesta este dispositivo tiene respuestas mucho más fluidas y humanizadas, podría tranquilamente entablarse una conversación bastante lógica con ella y no sentir que estamos hablando con una maquina.

La calidad de la información que nos ofrece es similar a la de Google, si bien logra ofrecer de una manera más amigable, el origen parece ser el mismo. Por otro lado, ante comandos simples necesita incorporar información nueva constantemente.

Por ejemplo, ante la misma pregunta que al asistente de Google, Alexa nos responderá: “¿Cuándo quieres que te lo recuerde?” a lo que necesariamente debemos responder con un horario, de otra forma no podrá programar el recordatorio, ya que no hace uso de la información que incorporamos cotidianamente a nuestros dispositivos. 

Dispositivo de Amazon Echo
400Los dispositivos de Amazon también se encuentran en varios modelos

Respecto a la utilidad en el día a día en este aspecto, Amazon queda muy lejos. Ante la misma pregunta que realizamos a Google Assistant, Alexa no podrá darnos ninguna información a la primera, pero si reformulamos la consigna, eventualmente conseguirá información sobre algún lugar similar a lo que buscamos pero no de manera precisa.

Corremos el riesgo de que nos indique un lugar para ir a comer que solo abre al mediodía, cuando nosotros estamos buscando un lugar para ir a cenar. Sin embargo, consciente de sus carencias, Alexa inmediatamente nos indicará que utilicemos otro dispositivo para obtener mejores resultados.

Si tratamos de reproducir música, Amazon Echo inmediatamente reproducirá contenido de Amazon Music. Y si queremos que reproduzca contenido de Spotify o de otro servicio del estilo deberemos realizar la conexión manualmente.

En el aspecto más importante este dispositivo saca ventaja. En cuanto a domótica, el dispositivo de Amazon se conecta fácilmente con cualquier gadget doméstico que tengamos. Especialmente porque casi cualquier gadget que tengamos posiblemente sea de Amazon, lo que facilita el emparejamiento, y en el caso de no ser así, la ventaja de este dispositivo es que igualmente resulta compatible con la gran mayoría de los dispositivos del hogar que no son de Amazon.

Y el ganador es…

Como habíamos adelantado, cada uno de los dispositivos tiene sus pro y sus contras. Veamos: 

En naturalidad gana Amazon Echo por lejos, su forma de responder es fluida y podría pasar por una respuesta humana sin mucho esfuerzo. Mientras que Google Home dará respuestas automatizadas, utilizando citas y leyendo muchas veces con cero lógica gramatical.

Alexa, en cambio, está preparada para entablar una conversación, incluso con localismos de por medio y diferentes acentos, mientras que google se queda sin palabras de forma más rápida.

Google Home, sin embargo, cuenta con una Inteligencia Artificial mucho más potente que Amazon Echo, y creo que esto no es ninguna sorpresa para nadie. El dispositivo de Google Home está sostenido por la megamente de Google y todas sus bases de datos. Pero bueno, por sí solo este es un punto no muy valioso ya que cualquier información de este tipo podemos obtenerla de cualquier dispositivo con acceso al buscador de Google. 

Pero, ¿cuándo cobra importancia este aspecto? cuando damos órdenes. Google Assistant, gracias a la gran cantidad de información pública y de datos personales que recolecta de todos nuestros dispositivos y acciones en línea, va a poder entrelazar información y responder comandos complejos, antes los que Alexa no podrá siquiera reaccionar. Como se ve en el ejemplo de las cuentas o la cena.

Domótica, la integración de los dispositivos inteligentes
Un altavoz inteligente permite integrar todos los dispositivos de la casa de manera fluida.

Y por otro lado, esta integración que logra Google entre el dispositivo, la información pública y nuestros datos no tiene otro origen más que la integración, justamente, de todos los productos de la empresa. Si Google puede decirnos dónde ir a cenar y Alexa no, es porque Google tiene toda la información de nuestros recorridos diarios gracias a Map o Waze y Amazon no. Y no solo eso, sino que este poder de Google va a permitir una danza coreográfica entre nuestro Google Home y nuestro móvil (mientras sea android).

En cuanto al hogar, Amazon Echo es el mejor aliado. No necesitará mayor esfuerzo para que realice tareas a través de otros electrodomésticos, mientras que Google necesitará incluso de accesorios extras para poder levantar unas cortinas.

Como habíamos adelantado, estos dispositivos están a la par en muchos aspectos y va a depender del uso que queramos darle cuál deberíamos elegir. Sin embargo, parece poco útil adquirir un dispositivo de Amazon si no tenemos ningún gadget en el hogar que lo acompañe y lo mismo sucedería si tuviéramos los gadgets y un dispositivos de Google. ¿Y se reduce todo a la domótica? En nuestro criterio si, porque cualquier celular cumple con las demás funciones que presentan estos dispositivos, y al fin de cuenta son electrodomésticos.

Deja un comentario